SITGES XPERIENCE 2.013 (I)



    Comienza hoy un ciclo dedicado a lo que servidor (Albert Sanz) y su churri hemos podido ver en este pasado festival. 


INTRO

    El 46 Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya se ha caracterizado este año por más documentales que nunca, por abordar temáticas alejadas del cine fantástico o de terror pero a su vez con la presencia de grandes figuras del género como Eli Roth, Takashi Miike o Terry Gilliam, por los continuos problemas técnicos y retrasos en todos los cines —en especial en el Auditori del Hotel Melià— que hicieron que varias películas vieran sus horas de inicio retrasadas (lo cual es bastante estresante si te toca ir desde el Auditori a los otros cines para ver una película que empiece a continuación), las habituales masterclasses han tenido su afluencia de público, el Brigadoon ha ampliado su oferta alejándose del low-cost o la caspa y extendiendo sus tentáculos por el resto de ubicaciones del festival, los aficionados a los smartphones han podido disfrutar de la creación del primer festival de cortos realizados con este tipo de dispositivos, la sala Tramuntana se ha convertido por primera vez y de manera polémica en sala de cine, el Espai FNAC ha visto ampliada su oferta cultural más que nunca, el éxito de público de gran parte de las proyecciones de pago ha creado unas colas impresionantes provocando que mucha gente se haya quedado sin ver algunos pases (y luego hay crisis en el cine, ¡los cojones!), y, tras algunos años años, el festival ha vuelto al pueblo con la creación de un nuevo espacio de proyección y diversas actividades paralelas.
    

BRIGADOON
    Nuestro querido y entrañable subfestival Brigadoon, cómo no podía ser de otra forma, ha realizado un amplio homenaje a la figura del insigne Jess Franco, abanderado del low-cost, la caspa y el fantástico español. Por desgracia, debido a las películas seleccionadas o los días en que viajamos desde BCN a Sitges, no hemos podido disfrutar de dicha retrospectiva (lo cual para mi churri no ha supuesto ningún trauma; todo lo contrario). Así, Brigadoon proyectó el estreno mundial de "Revenge of the alligator ladies", secuela de su última película "Al Pereira vs. the alligator ladies", la cual también fue estrenada el año pasado. Formada por material que Franco dejó rodado y del cual Antonio Mayans se ha encargado de finalizar el montaje.

    De todas formas, no acabo de entender que la exposición de carteles de sus películas estuviera en la salida lateral del Auditori Melià. Para que os hagáis una idea, es una zona a la que sólo se puede acceder una vez ha finalizado una película con lo cual sino vas a ver películas en ese cine eso que te pierdes.

    Otro estreno que no he podido ver ha sido el de "La última película de Jess Franco", particular cruce entre ficción y documental dirigido por Pedro Temboury, creador de las míticas "Kárate a muerte en Torremolinos" y "Ellos robaron la picha de Hitler". La sinopsis reza lo siguiente:
"Un detective casposo y desastrado es el encargado de localizar “La última película de Jess Franco”: la esencia de su cine. Para ello habla con diversas personalidades que han convivido con el cine de Franco: Lina Romay, Antonio Mayans, Emilio Estévez, Robert Forster, Roger Corman, Brigitte Lahaie y Jack Taylor, entre muchas otras. Con este documental, Pedro Temboury rinde un sentido homenaje a su maestro."

    Impagable. Lástima que no pudiera asistir a su estreno.

    Por cierto, que dicha película pudo verse en Prado y Tramuntana y no en el Escorxador. Y es que es obligatorio resaltar la importancia e interés que empieza a despertar Brigadoon entre gente no tan aficionada al low-cost o la caspa, ya que no pocas películas programadas dentro del festival han saltado del Escorxador —el nuevo recinto estrenado el año pasado después de emigrar desde el cercano Miramar— al resto de cines de Sitges, con la putada añadida de que entonces sí que hay que pasar por caja. Ya el año pasado lo hicieron con la legendaria "StarCrash: Choque de galaxias" y este año la oferta se ha ampliado fuera de su ubicación habitual.
Y no podemos olvidar que Brigadoon ha acogido este año producciones que por la razón que sea, no han tenido la oportunidad de verse en el resto de secciones que componen el festival de Sitges, y no estamos para nada hablando de producciones cutres, gores o psicotrónicas, lo cual podría indicar un camino a seguir del Brigadoon dentro del cine indie o cine alternativo de calidad. 

     Lo dicho, algo se cuece en el Brigadoon y tal vez el hijo bastardo del Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya se empiece a rebelar en un futuro. Por lo menos, desde que su director Diego López tomó las riendas, la calidad ha ido en aumento; confiemos en que siga así.




PHONETASTIC SITGES MOBILE FESTIVAL
    Otro punto de interés ha sido la creación y acogida del primer Phonetastic Sitges Mobile Film Festival, o lo que es lo mismo, el primer festival de cortometrajes rodados con teléfono móvil y creado a medias entre el festival de Sitges y el Mobile World Capital Barcelona. En un lateral de la puerta de entrada al Auditori, y al lado del puesto oficial de merchandising del festival se ubicaba una cabina con diseño un tanto extraño y un par de entradas laterales. Dentro de ella en un lateral había un plasma de grandes dimensiones en el cual podían verse todos los cortos proyectados. Enfrente de ésta, un par de LCD's táctiles permitían acceder a diversos contenidos. La cuestión, es que pese a que dicha aplicación pretende convertirse en la punta de lanza de algo muy grande (acceso a videotutoriales, foros, descarga de programas para montaje y edición, creación de una comunidad virtual, etc.), apenas funcionaba. Tan sólo podía verse información de los cortos y ni tan siquiera escoger el que uno quisiera ver. Pero la organización ya se ha encargado de decir que para 2.014 estará plenamente operativa.
No obstante, los cortos se proyectaron en el Escorxador en un formato más tradicional con un éxito de público sin precedentes, y mejor así, ya que el tema de la cabina pasó un tanto desapercibido, y además se hacía raro e incómodo ver casi dos horas de proyecciones allí dentro.


    Volviendo al asunto de este nuevo festival y de los cortos que puede presenciar en el Escorxador, es sorprendente la calidad de imagen que los smartphones actuales ofrecen (a lo que hay que unir la habilidad del montador y los programas que use); pero no sólo eso: tal y como podréis leer en la crítica que realizaré más adelante, la creatividad se ha disparado y algunos de estos cortos eran en verdad, pequeñas obras de arte capaces de dejar en bragas a muchas películas actuales que han gozado de presupuestos infinitamente superiores.







    La bandera de este festival ha sido el estreno de "Hooked up", la primera película de la historia rodada con un teléfono (o varios) móbil, dirigida por el debutante Pablo Larcuel y producida por Jaume Collet-Serra. "Hooked up" parte de una premisa simple hasta la médula: unos turistas americanos vienen a Barcelona a desfasarse, vivir la fiesta nocturna y pillar cacho. Tras ligar con unas chicas, quedan atrapados en el edificio donde viven ellas, e imaginaros lo siguiente.
Con un presupuesto low-cost —la ausencia de gran parte del équipo técnico asociado a cualquier producción forzosamente baja el presupuesto—, actores desconocidos, pocas localizaciones y el temido formato "found-footage", Larcuel ha rodado una película que si bien remite a "[Rec]" y similares, puede ser una potente fábrica de sustos debido a su crudo realismo. Confio en que se estrene en salas comerciales puesto que esta es una de las que no he podido ver.  






EL FESTIVAL VUELVE AL PUEBLO
    Antes he realizado el siguiente comentario y quizás os haya parecido raro. El caso es que hace años, en mi primera visita al festival, pedí un taxi para ir a una de las proyecciones. Antes de pensar en que si soy un vago (que hombre, un poco sí), decir que si te hospedas en el último hotel al oeste de Sitges, justo dónde el pueblo termina, y has de asistir a un maratón en el Auditori que comienza a la una de la madrugada, está claro que no apetece para nada caminar los más de cuarenta minutos que se tarda en abarcar dicha distancia.
El caso es que hice el típico comentario al taxista que relaciona festival de cine con incremento de turistas y por tanto, más dinero para el pueblo y trabajo para él. El caso es que el buen hombre empezó a rajar de la organización del festival. Decía que hace años el festival estaba más cerca del pueblo, los actores, directores y VIP's en general estaban distribuidos por diferentes hoteles a lo largo de Sitges y se las hacía trasladarse de un sitio a otro a pie, además de realizarles entrevistas en diversos enclaves del pueblo, en vez de como siempre se hace ahora, al lado de la piscina del hotel Melià —ver en los extras de "Cypher" la entrevista a Vincenzo Natali—. Comentó también que una biblioteca realizaba presentaciones de libros, que los dos videoclubs (creo que ahora sólo queda uno) exhibían  los trailers de las películas seleccionadas y que diversas actividades involucraban a la misteriosa y desconocida parte norte del pueblo, la que está por encima de las vías y que parece que no exista para el turista medio.
A día de hoy —seguía relatando el taxista—, la realidad es que la práctica totalidad de los VIP's se hospedan en el mismo hotel Melià, con lo que muchos de ellos, si su película se proyecta en el Auditori del hotel, tan sólo han de bajar en ascensor para llegar a la sala. Y los que no lo están, les toca la desconocida urbanización con puerto y sólo dos accesos de entrada que está siguiendo la carretera que transcurre por la parte trasera del hotel (por cierto, una preciosidad de zona).
La cuestión es que este tipo de comentario y similares me han sido repetidos en años posteriores por camareros y dependientes, así que no era nada que se inventase aquel taxista.

    Por fortuna, este año hemos podido asistir a un cambio de estilo. En primer lugar, el museo Maricel ubicado en el Palacio ídem, y uno de los sitios de obligada visita en Sitges, acogió una interesante exposición con los carteles de todas las ediciones del festival. Resulta curioso ver la evolución de la percepción del cine fantástico de mano de esos carteles. Obviamente no los fotografié todos, aparte de que mi habilidad para evitar el reflejo de las luces del techo sobre los cristales es nula, pero a continuación os muestro una pequeña galería de los que me parecieron más interesantes.












    También hay que felicitar a la organización por crear un nuevo espacio de visionado de películas. El Hort de Can Falç es un parque emblemático para los habitantes del pueblo pero que pasa un tanto desapercibido para los turistas pese a su ubicación céntrica. Precioso, íntimo y con un gran tamaño, es el sitio perfecto para relajarse leyendo un libro o dando un paseo. Pues este año en su plaza central, se ha habilitado un sistema de proyección y durante el festival se han emitido pases de películas de todo tipo y con entrada gratuita.
Lo mejor del tema han sido dos de las películas seleccionadas. Por un lado tenemos lo que ha sido una gran sorpresa: la película estrella del festival, la película clásica que todos los años es homenajeada por el festival, en esta ocasión ha sido proyectada en este cine al aire libre y, repito, de forma gratuita. "La semilla del diablo" ha sido la estrella de este ciclo en el Hort de Can Falç.
Pero sin duda, lo que más interesa a BlogCaspa ha sido la proyección de este nuevo clásico de culto llamado "Sharknado". Producción de nuestra amada The Asylum para Syfy Channel, una de las peores muestras de cine catástrofista y auténtica carne de Brigadoon, fue protagonista de un exitoso y divertido pase que dejó a la audiencia alucinando. Cómo no, BlogCaspa estuvo allí.






    Por su parte, el museo Bacardí también ofrecía descuentos presentando alguna entrada del festival, así que también era una buena manera de captar clientes.

   
TRAMUNTANA COMO NUEVO LUGAR DE PROYECCIÓN
    La sala Tramuntana es ya un clásico en el festival. Al lado de las taquillas y la zona de prensa del Auditori Melià, acoge masterclasses y presentaciones de todo tipo. Se trata de la típica sala de congresos, de un tamaño considerable, pero no apta como sala de cine a no ser que te coloques en primera fila.

    Este año el festival ha tenido a bien darse cuenta de que el público freak es más seguidor de series que de películas, por lo que la Tramuntana ha acogido el pase de un capítulo de "Juego de tronos" con la presencia de Charles Dance, los primeros capítulos de la nueva temporada de "The walking dead" o los estrenos de "Bates motel" y "Fjälbacka murders". Pero claro, no es lo mismo ver un capítulo que una película y además pagando. Podréis decir que el Escorxador tiene peor equipo y puede que sea verdad, pero es una sala pequeña con lo cual da igual donde te pongas que vas a ver y escuchar bien. El tamaño de pantalla de la Tramuntana es prácticamente el mismo y sólo las primeras filas podrán ver algo en condiciones bien. Esto ya pasó en la edición en directo del programa Cine Basura de C+ hace dos años. Yo lo vi de muerte, en segunda fila claro.

    Cierto es que los precios eran más económicos en esa sala, pero en petit comité, no pocos profesionales se han quejado de esta medida, alegando que eso no es un cine, es una sala de congresos y conferencias.

    Es obligado destacar aparte del tema series, el estreno en exclusiva de la película colaborativa "Pixel theory", compuesta por diferentes historias relacionadas entre sí y con elenco y directores diferentes para cada una de ellas. La trama de "Pixel theory" es tan compleja como ambiciosa y lo mejor es remitiros a su página web donde podréis leer la sinopsis de cada una de sus partes (a cual más interesante), tener información del elenco y sus autores e incluso jugar a un videojuego cuyo argumento sirve de precuela.
"Pixel theory" pretende socavar los cimientos del cine low-cost con la propuesta en género fantástico hecha en España más interesante de la historia (bueno, no tanto como "Supersonic Man" pero casi).

    Por horarios no pude verla, así que confío en que pueda llegar al circuito comercial de salas. ¡Ah! Y además la protagonista de una de sus historias es Maya Reyes, coprotagonista de la muy recomendable "Buenos días, dijo la señorita pájaro" de César del Álamo, giallo a la española que también se estrenó el año pasado y que me sorprendió mucho. O sea que es de estas películas de obligado visionado.


CINE BASURA VUELVE A SITGES
    Cine Basura, el genial programa de C+ Xtra, dirigido y presentado por Paco Fox y José Viruete, que fue defenestrado hace meses, tuvo una nueva edición post-mortem y en riguroso directo. En esta entrada de hace dos años, explicamos la mecánica del fistro en cuestión y el buen ambiente creado por sus presentadores e invitado. En esta ocasión la película a destripar se llamaba "Secta siniestra", pero debido a retrasos en los pases en el cine Prado en películas que vimos por la tarde, me tocó perderme esta ocasión única.

    En este enlace podéis leer más sobre la proyección y para finalizar el comentario, os dejamos con el video de LA PELÍCULA COMPLETA CON LOS COMENTARIOS GRABADOS EN DIRECTO DESDE LA TRAMUNTANA. De nada. A todo esto, Blogger sigue rebelde y tampoco permite "embedear" este video, así que tendréis que verlo directamente en YouTube.






COSILLAS VARIAS
    Cualquier aficionado sabe que el festival no se compone solo de películas. Las presentaciones de libros, aunque no tengo muy claro su repercusión en las ventas para los autores y sus editoriales, también tienen su interés. En esta ocasión, quien se ha llevado la palma ha sido el Espai FNAC situado enfrente de la entrada del Auditori. De hecho, resulta curioso ver cómo FNAC realiza año tras año un esfuerzo en las presentaciones, ya sea de libros, firmas, conferencias o presentaciones de películas. Ya el año pasado tuvieron a gran parte del amplio elenco de directores de la película "ABC of the death" y este año hemos tenido al mismísimo Eli Roth. Y digo curioso porque traer a semejantes figuras a un stand de 10x5 con veinte sillas en plan íntimo no es algo habitual.


Batman vigilando que nadie robe nada en el stand.


    En cuanto a presentaciones en esa ubicación destacaría cuatro. La primera, la que realizó la editorial Tyrannosaurus Books que nos trajo, entre otras novedades, unos libros con bastante aire retro y casposo (casposo por lo que analizan, no por cómo lo analizan). Me refiero a los libros "Tyrannosaurus books double feature: Crimen en la noche + Muertos y enterrados" y "Tyrannosaurus books double feature: Dark Star + El regreso de los muertos vivientes" de Paug Lloig y Lluis Rueda y Toni Bascoy respectivamente. Auténtica caspa ochentera analizada en detalle.



    Las segunda y la tercera presentación la hicieron simultáneamente los escritores Julián Sánchez Caramazana y Pedro L. López (como dato curioso ajeno a todo esto, López fue mi jefe hace años en el barcelonés Cash Converters de la calle Balmes y el único del que tengo buen recuerdo después de tantos años como currante). El primero presentó "Cuencas vacías", antología de relatos de terror para la editorial Tombooktu y el segundo hizo lo propio con "El poder de la sangre: la Biblia negra de los vampiros" —Dolmen Editorial—, ensayo sobre el mito del vampirismo y su influencia en el mundo de la cultura.




    La cuarta corrió a cargo del dibujante Vicente Vegas, quien después de una larga espera, ha presentado la versión en cómic de la ya mítica novela "Apocalípsis Z" del gallego Manel Loureiro. El cómic adapta la primera parte de esta trilogía de culto, que fue la punta de lanza del actual movimiento de escritores de temática zombi y de terror en España. Trilogía, por cierto, que en la actualidad arrasa en USA; y hay que tener en cuenta que en USA aparte de Zafón y Falcones se puede contar con los dedos de la mano los autores españoles que son publicados allí cada año.
La presentación no atrajo a demasiado público, pero eso que se pierden: cuando le pedí un autógrafo a Vegas, me hizo un dibujo que, diciéndolo en jerga ochentera infantil, fue UN PUTO PASOTE. Lo malo (no para mi, sino para las otras personas que esperaban, jijiji), es que tardó como veinte minutos en hacerlo; rato que aprovechamos para hablar de "Apocalipsis Z", las diferencias entre "The walking dead" serie y cómic y cómo la segunda temporada televisiva pudo ser tan horrenda para luego pasar a una tercera impresionante.




   Cabe decir que el anteriormente mencionado Pedro L. López repitió presentación en el stand que Dolmen Editorial habilitó en el paseo de la playa de San Sebastián, donde uno se puede sentir la mar de feliz viendo la cantidad de material friki expuesto en los diferentes stands. Y en Dolmen también se presentó el libro "Daniel Expósito's Body Shots", un interesante trabajo en el que el joven ilustrador Daniel Expósito, el cual va creciendo cada vez más en importancia dentro del mundillo, ha manipulado de manera magistral a varias bellezas para crear unas imágenes impactantes, siendo estas además acompañadas de su correspondiente relato a cargo de algunas de las mejores firmas del sector fantástico nacional actual.

    Y uno de los stands que siempre llama la atención por lo llamativo de sus camisetas es la tienda Annexia T-Shirts, donde tuvo lugar la presentación de una antología algo antigua ya, pero no por ello menos interesante llamada "Arkham. Relatos de horror cósmico", ambientada en el universo de Lovecraft y editada por los amigos de Tyrannosaurus Books y la de otra antología perteneciente esta vez a una editorial de reciente creación: La Pastilla Roja y "No eres bienvenido". Creada por mi buen colega y bloguero bien conocido en estos mundos virtuales, Athman M. Charles, La Pastilla Roja viene a aportar calidad y entretenimiento a este saturado mundo literario.



    Para finalizar este último apartado, es obligatorio destacar el maravilloso stand que Gas Natural Fenosa montó enfrente del Auditorio para homenajear a "La guerra de los mundos". Exposición de diferentes ediciones de la novela de H.G. Wells y de las adaptaciones cinematográficas, carteles explicativos, un estudio de radio en el que se podían toquetear diferentes artilugios para simular los ruidos que Orson Welles y su equipo emplearon en la célebre emisión radiofónica, y que acojonó a un país entero, la misma emisión en bucle que se podía escuchar por unos altavoces, etc.
En fin, unos pocos metros cuadrados construidos con cariño para dejar al aficionado babeando y con ganas de quedarse a vivir allí.








(PD: En la siguiente entrada ya empezamos con el análisis de las películas vistas.)


CONTINUARÁ...

No hay comentarios:

Publicar un comentario