Galaxy Invader (1985)



GALAXY INVADER (1985)

Dir: Don Dohler.

A veces las cosas suceden porque tienen que suceder. Hay choques de partículas al azar que determinan vidas y destinos.

El mío era "encontrarme" con Don Dohler.

Ni siquiera recuerdo como pasó. El caso es que un día encontré una página web que hablaba de un director de pelis cutres de Baltimore.

La palabra "sub-underground" es la más adiente para describir el trabajo de este hombre; dos películas por correo después, la maravillosa "The alien factor" y la desopilante "Nightbeast" ya era un fan declarado y entregado.

Poco más tarde conseguí este engendro, que es una vuelta de tuerca más a los manerismos de Dohler y de su extraña obsesión por los asesinos venidos del espacio exterior. Ni rastro del almíbar de E.T's ni nada parecido, incluso se cargó a sus propios hijos a manos del bicharraco de Nightbeast. Llamad a Freud que tenemos lío.

El caso que nos toca es Galaxy Invader.

La cosa es sencilla: Un pueblo, sus habitantes paletos, un bosque y un monstruo venido del espacio exterior. En este entremado Dohler se afana por mostrarnos una historia más coja que el House.

Vemos un meteorito caer sobre el pueblo; en realidad, vemos la estela pintada a mano por algún expulsado de Disney que quizás, borracho en una fiesta de animadores, se metió con las tendencias fascistoides y pedófilas del adláter Walt. El caso es que un chico, David (el hijo de Dohler, by the way), después de tener el encuentro en la primera fase, llama al típico profesor de universidad listillo que viene presto al pueblucho.



Mientras, el extraterrestre sale de una nave que no alcanzamos a ver (lástima, porque las naves Dohlerianas suelen ser chapuceras a más no poder) y se pira a dar vueltas por el bosque. Intención: cargarse a todo bicho viviente.

Si queréis que os describa al bicho, se trata simplemente de una especie Monstruo de la Laguna Negra anoréxico y seco como un boniato y con dos LED's por ojos. El traje, lejos de ser un troll de la trilogía de los anillos, es bastante bueno para estar dentro de los paupérrimos presupuestos de Dohler. El nepotismo del colega no era un capricho, si no la única manera de tirar adelante sus películas.

El bicho lleva su arma y una especie de orbe blanco que se ilumina por dentro. El muy burro se lo deja en el suelo.

Enter the rednecks: ahora viene el mejor personaje de la película, Joe, el padre de familia borracho y bastardo que pega hasta al hamster y que lleva ¡una camiseta rota que le deja ver casi todo el pexo!. El tipo quizás se emborrachaba de verdad para poder soportar oírse decir los patéticos diálogos de la peli; su actuación es de Razzle. Sustenta a toda una familia típica Hillbillie, ya sabéis, aquellas en las que todo el mundo se acuesta con todo el mundo y a resultas acaban surgiendo mutantes y oyentes de la COPE.

Le coge cierta manía a la hija, a la que persigue por el bosque cuando se encuentra con el orbe. Viendo los posibles dólares que le podían dar los capitalinos y científicos, se lo lleva, sin sospechar que el cabreo que se va a coger el bicho va a ser de tres pares de cojones.

La denuncia social está clara, y es que a Dohler nunca se le ha analizado concienzudamente. Claro, hay tantas películas Dogma que analizar... Está claro, los papás borrachos que pegan y los extraterrestres son malos. Combinarlos es crear un cubata explosivo.

El profesor intenta que la gente deje en paz al pobre bicho, pero no hay manera... y eso que es USA, si fuera en Villacantazo de Arriba seguro que el extraterrestre hubiera sido apresado, atado, llevado a la iglesia y lanzado al suelo desde el campanario.

---POSIBLES SPOILERS QUE LA VERDAD NO IMPORTAN A NADIE---

Si queréis más argumento no se que deciros puesto que ya está. Hay persecuciones, la pistola de rayos y el orbe van saltando de manos como si fueran influencias, y entonces, asistimos al verdadero final de fiesta al lado de un acantilado.

Joe se pelea con el profesor, al que deja un poco escogorciado. Se hace con el arma láser y dispara al pobre lagarto, que cae muerto. Toda la familia, que presencia la escena, va disparada a cargarse a Joe, mientras que nadie ayuda al profesor ¿? La vieha agarra la escopeta y le endiña un culatazo en slow motion tan ridículo que vale la pena saborear cada uno de sus planos.

Joe cae por el acantilado y resulta que no es difícil ver que no es Joe, sino un muñeco más mal hecho que el Losantos.

Las peleas están pésimamente coreografiadas. Hombre, no puede llegar a la altura de la gloriosa pelea de "Fiend"-otra obra maestra de Dohler que veremos próximamente en este, su blog- pero tela marinera. Veo cada día a críos de instituto recibiendo mejor los golpes que el culatazo que recibe Joe... bueno, es verdad, parecen de verdad porque los críos se suelen hostiar de verdad. ¡Que maravillosa juventud!

Miren este otro encontronazo Aliens vs Humanos, miren:




¿Hay esperanza? Poca, según Dohler.El marcador queda Humanidad 1 - Aliens 1. El desempate, a caraperro, se celebró en "Independence Day", una peli igual de cutre pero con muchos ceros más en el presupuesto.

La peli en líneas generales se deja ver y es muy entretenida. Cuando sale el bicho tienes ganas de que se ponga a matar humanos, dado el alarmante cupo de energúmenos que quieres ver muertos. El aire chapucero y casi irrespirable de las producciones Dohlerianas es tan simpático que tienes que caer embrujado por narices.

Detrás de la edición áspera como el papel de lija, un cásting de amigotes más que cuestionable, cinematografía inexistente,música de Casiotone (aunque he de confesar que el tema principal se me quedó metido en la cabeza durante un tiempo)... se esconde un creador que lamentablemente nos dejó el año pasado por culpa de un cáncer. En vez de quedarse en su casa a hablar de lo malo que es el Espilberg y lo mucho mejor que lo haría, lo hizo... los resultados ya son otra cosa.

A él le dedico este post, con todo el cariño, con sincero agradecimiento por haberme dado tantas horas de diversión y buen rollo.

Por cierto, a piece of trivia: En "Los nuevos extraterrestres", sí, la peli del enorme y nunca bien ponderado Juan Piquer Simón en la que sale Concha Cuetos, tuvieron el morro de "robar" los títulos de crédito de "Galaxy Invader". Nadie sabe ni como ni porqué lo hicieron. Asín las gastamos los españoles.

El cupo de monstruos no se acaba con la Cuetos, también está Trompy, un ET de rebajas y con más tocha que Pocholo encocado. Pero esa es otra historia...

PUNTUACIÓN:



Y MEDIO



pd: Prometo dedicar un post a la figura de este hombre, que ocupa un lugar de honor en el mundo de la caspa. Aquí le podéis ver junto a escenas de sus rodajes y momentos estelares Dohlerianos. Descanse en paz.


11 comentarios:

  1. ¿Aceptaríais una colaboración de un crítico irredento que también se lo pasa como un hobbit con el cine casposo?

    Es que también tengo un pasado oscuro... :):):)

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. ¿Qué sería del mundo underground sin los rednecks? Hasta los heavys les debemos haber parido a Lynyrd Skynyrd o Pantera.

    Y es que es muy bello un tipo con una camisa de cuadros, una escopeta y mascando tabaco soltar tacos mientras ve venir un objeto volante por el cielo.

    ResponderEliminar
  4. Ntmec: En la onda que dices,aparte de la celebérrima "2000 maniacos", que es cuanto menos simpatica, hay otras pelis por el estilo como la alucinante "Invasion of the blood farmers".

    No te olvides de otro adorable redneck (que me parece que ni es tejano), el enorme Zakk Wylde.

    ResponderEliminar
  5. Zakk Wylde es más basto que un Petit Suise de morcilla, macho. Y no, creo que no es de Texas. Pero bueno,el sur de Usa es muy amplio.

    Esa de "2000 Maníacos" he oído hablar mucho de ella pero nunca me he animado a echarle un vistazo.

    Volviendo al tema Zakk Wylde, siempre que se habla de él me acuerdo de lo que dice un colega: "Zakk Wylde toca como Zakk Wylde y canta como Ozzy". ¿Por qué todos los guitarristas sureños abusan tanto de los armónicos? Yo creo que todas las malditas canciones de Black Label Society tienen alguno por ahí.

    ResponderEliminar
  6. Ntmec:Creo que no hay nadie en el sistema solar que pueda cantar como Ozzy.Ese timbre de voz mezcla de rabieta de niño, nausea, resaca, drogaína y cantante de ópera no lo posee ningun otro ser humano.

    Aunque considero que si hubiera que guardar unas cuerdas vocales humanas en un museo serian las de Chris Cornell

    ResponderEliminar
  7. Juas, que buena pinta.

    Por otro lado, me voy a permitir una sugerencia a riesgo de que ya se haya comentado la peli en el blog y no me haya enterado: The spookies.

    ResponderEliminar
  8. Pa la saca de pelis findesemanagriposos. Jua jua, Zakk Wylde tiene un timbre semejante a Ozzy, pero como vuelva a hacer un riff acabado en un harmónico le corto las barbas y se las hecho a Ozzy pa que se las fume, tio cansino.

    ResponderEliminar
  9. Mario: No, no la hemos comentado,y mira que entra de lleno en los parámetros del blog!

    Yo tengo una maldicion con esa peli,la baje de la mula pero no me funcionó el audio.Pillé tal cabreo que no la he vuelto a bajar. Si la recomiendas, lo intento de nuevo y la comento(o si quieres hacerlo tu solo tienes que decirlo).

    Milgrom: Aun me acuerdo de aquel imberbe jovenzuelo que en el 89 se presentó el la gira "No rest for the wicked".No daba un duro por el,y mira si el mozalbete se ha espavilado...no seas duro con el,hombre!

    Soy el unico que echo de menos a Mike Inez al bajo? Las lineas de "No more tears" cortaban como cuchillas!

    ResponderEliminar
  10. Yo le respeto Dani, que además mola como toca, pero es que Ntemec tiene razón, abusa demasiado de los harmonicos. Pero me encantan las pintas que me lleva, ojalá pudiera ir yo por la vida así.

    ResponderEliminar
  11. Hola, la verdad que luego de leer esta amplias y muy interesantes notas sobre estos films particulares me dan ganas de volver a los 80 y meterme a revisar las bateas de los video clubs. Un honor leerte. Saludos!

    ResponderEliminar