Los ojos azules de la muñeca rota


PAUL NASCHY, ESE HOMBRE

Vaaaaaale. Ya sé que vais a pensar: que este no es un buen lugar para criticar películas de Paul Naschy (O Jacinto Molina, lo que más os guste). Que si sus pelis no son casposas, y que merecen mayor consideración. Que si le llueven los galardones y homenajes por doquier. Que si es una leyenda...

Dejemos las cosas claras. En nuestro país, tan huérfano de buenas historias y leyendas populares digamos "fantásticas" (y no vale Bequer), con un imaginario popular con olor a aburrida santidad y más rancio que la mojama y una industria cinematográfica que aún se ve en blanco y negro, alguien como Naschy es una especie de salpicón de colores.

Así pues, Mister Molina es sencillamente un tuerto en un país de ciegos. No me malinterpretéis: no es un actor vomitivo, pero por alguna razón jamás saltó de la serie B, y quedó siempre como un tipo simpático y currante que hizo un buen trabajo con el paupérrimo panorama fantástico patrio y ayudó a que ahora algún friki de Wisconsin o Munich sepan que en España se hace algo más que jamones y campos de golf.

Tenía que sacar esto de mi sistema. Máxime después de leer su biografía, que otra vez que me perdonen, pero me pareció bastante patética. Son un tocho de páginas llenas de autocompasión, en las que parece echarse a llorar al acabar cada párrafo, lamentando su endémica mala suerte. ¿Mala suerte? Debe de ser uno de los actores españoles más conocidos allende de nuestras fronteras, con una legión de seguidores y ahora, invitado de honor en todo festival que se precie. ¿Alguien se acuerda de José Sazatornil, uno de nuestros genios de la interpretación? ¿O de el inconmensurable Narciso Ibañez-Menta? (antes de que algún listillo me diga que era uruguayo, que sepa que era asturiano, el uruguayo era su hijo Narciso)

América tenía a Lon Chaney. Inglaterra a Christopher Lee y Peter Cushing. Alemania a Udo Kier. Nosotros a Paul Naschy. Quién no se conforma es porque no quiere.

Dicho todo esto, creo que hay que quitarse las máscaras. Las pelis de Naschy son carne de BlogCaspa o de "¡Que grandes son las pelis cutres! u otros blogs afines. Que ahora algunos gafapastas y oportunistas quieran sacarle brillo a estas pelis es otra historia, pero que sepan que el único valor que tienen- al menos para mí- es histórico, no intrínseco. No descubriréis maravillas en la filmografía de Naschy, en su mayoría son tan solo peliculillas torpes y con muchas ganas de agradar; un poco como la selección española antes de ganar la Eurocopa.

Y para que veáis que no soy tan malo, he decidido comprar todas (he dicho TODAS) las pelis de su "Colección Paul Naschy" y revisarlas una por una. Antes que pagarle las putas y el alcohol a Uwe Boll se las pago al bueno de Jacinto.

No serán críticas muy largas, ya que son 10 pelis, y además quizás añada un par o tres más de otra colección de Divisa. Así que espero que lo disfruten.

LOS OJOS AZULES DE LA MUÑECA ROTA (1973)
Dir: Carlos Aured


La peli no es otra cosa que una carta de amor apasionada dirigida al giallo, aunque, claro está, llevada a nuestra piel de toro. Y lo que es más extraño, no está ambientada en España, sino en Francia.

Gilles (Paul Naschy) llega a un pueblecito donde todo el mundo le mira raro y no tratan muy bien a los forasteros, un poco como a John Rambo en "Acorralado". Por cierto, entre los habitantes se encuentra Luis Ciges, que pinta de gabacho no es que tenga mucha, pero bueno...

En seguida pasan cosas raras. En búsqueda de trabajo, se pone a currar en un caserón donde viven unas hermanas un tanto peculiares (una lleva una especie de prótesis en el brazo y cicatrices a lo bestia, otra es una zorra en celo y la última, una inválida hecha caldo psicológicamente)

Vemos de buenas a primeras unas escenas oníricas (que parecen sacadas de pelis como "Todos los colores de la oscuridad") en las que se ve a Gilles estrangulando a una mujer en medio de un escenario blanco o rojo y lleno de humo. Ya sabéis que las escenas oníricas presagian cosas buenas, ya que suelen meterse en la trama a modo de píldora para que el espectador trague astracanadas peores.

Gilles no tarda en liarse con la más marrana de todas, lo cual suscita los celos de la que lleva el brazo y la mano protésicas. No hay problema, porque después de intentar tirarse a todas, al final se la lleva al catre también.

Al mismo tiempo, empiezan a producirse ataques y asesinatos en el bosque. Y para darle un toque "mondo" al asunto, pero a la española, nada mejor que un buen primer plano de la matanza de un cerdo (costumbre que yo creo que es poco francesa, pero bueno...) Si no os mola el maltrato a los animales mejor que miréis a otro lado porque es bastante asqueroso.



La "novia" de Gilles descubre el secreto que nosotros ya sabíamos a través de las escenas oníricas a través de un recorte de periódico que lleva el propio Gilles encima. ¿Inteligente, eh?

Gilles es un violador y estrangulador de mujeres que está en la calle gracias a los tejemanejes de un abogado. Sabe que le juzgan por ello, pero él se defiende diciendo que siempre que abraza a una mujer tiene ganas de estrangularla. Con eso ya basta para que la del brazo ortopédico sienta amor por él y le perdone al instante.

El asesino (al que no vemos la cara) vuelve a atacar a otra mujer, a la que le pega unos rastrillazos hasta matarla. Más tarde, le arranca los ojos y los deposita en un recipiente con agua. ¿Recordáis el título? Pues eso.



La hermana-zorrón acaba por ser descerrajada por el asesino, al que reconoce. El tufo a supuesto final sorpresa en-el-que-el-asesino-no-es-el-que-parece es ya insoportable. La peli ya no se anda con ostias: Ahora van a haber fiambres sin parar.

Viendo el percal, Gilles escapa ya que se supone que el dedo acusador estará puesto en él. Lo persiguen como un animal, como dirían los Boney M, y todito el pueblo y los gendarmes empiezan a pegarle tiros a discreccion. Para colmo, mete la pata en un cepo. Más patético imposible. Entonces, lo rematan mientras la imagen se repite y hace ecos como en una peli de esas de drogotas de los 60. ¡¡¿?!!

No hace falta ser muy listo para ver que la peli no acabará con la muerte de Gilles. La enfermera de las hermanas sale a pasear por el bosque, creyendo que con el perro muerto, se acabó la rabia, y le sale el asesino que se suponía que era Gilles. Consigue apuñalar al asesino enmascarado, que escapa pero deja un rastro de sangre.

Y entonces, tras seguir el reguero, vemos quién es.

No contengáis la respiración, que seguro que a media peli ya sabéis quién es el asesino. Eso sí, el epílogo tras la resolución del caso no tiene desperdicio. Es tan retorcido y cogido por los pelos que seguro que os echáis unas risas.

Un aprobado justito, señor Molina, un aprobado justito. Se libra de ir a Septiembre por los pelos (para los jóvenes que leáis esto, si no aprobabas los exámenes en junio tenías que ir a un examen de recuperación, y si no, a Septiembre. Si cateabas, repetías curso. Así que ya podéis dar gracias a que ahora estemos en una sociedad paido-centrista que os aguanta todas las tonterías)

13 comentarios:

  1. Buena pagina.
    Gracias por continuar con el trabajo mas aun cuando otras paginas se dan el harikiri.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Ruri: Muchas gracias por tu amable comentario. La verdad es que duele ver tantas páginas caer por el desánimo o la apatía. Muchas de ellas son increibles a nivel técnico y de contenidos, pero entiendo que llegue un momento en el que te sientes inútil ante tanta oferta y caes presa de la apatía. A mi me ha pasado, he estado a punto de cerrar la página y todo, porque siento que hay gente que escribe mejor que yo, pero creo que hay que seguir adelante, hasta que el cuerpo aguante.

    Vuelvo a darte las gracias y sobretodo, un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  3. A mí hay días que me pasa un poco lo mismo, hay blogs tan buenos en internet que uno piensa que por parar la actividad en el propio nadie lo va echar demasiado en falta. Pero entonces recuerdo que si escribimos un blog es al fin y al cabo para disfrutar nosotros mismos y que con que lo lean un par de amigos voy que chuto.

    Aun así no hay que presionarse mucho con las fechas de actualización de un blog, escribir a tu ritmo creo que es una de las partes fundamentales de disfrutar con la actividad blogera y sobre todo que dos personas distintas no aportan la misma visión nunca sobre un mismo tema , primero porque las opiniones son distintas , que es una cosa muy de agradecer , y segundo porque cada persona escribe de una manera diferente , ¿cuántos artículos leemos que intentan estar escritos de una forma tan pedante que prima el estilo sobre el contenido y uno no se entera de nada de lo que quiere decir el autor ? , a mi me pasa con la crítica cinematográfica que leo muchas veces en revistas especializadas que escribe cosas como por ejemplo : ”la desnudez de su composición dramática” , toma del frasco …

    Volviendo al tema principal del post, hay que ver como tiendo a divagar, tengo que reconocer que no soy ningún experto en Paul Nashy , pero es de justicia reconocer su aportación al cine de terror hipánicorrrrr , como bien comentas es un tuerto en un país que nunca ha sobresalido por su contribución al cine de género. Mientras que los franceses inventaron el polar con genios como Melville o Jacques Becker , los italianos fueron los astros del explotación con sus giallos o sus renovadores westerns, nosotros nos moríamos de asco con un cine que digámoslo ya , tampoco es que vaya a pasar a la historia de la comedia. Es como ese tipo quedó el segundo en la competición en la que solo se presentaron dos. Aun así es de justicia reconocerle sus meritos, que como bien dices ya están más que reconocidos, si hasta he leído que le van a dar una calle en Estepona al tío y dentro de nada saldrá en La herencia Valdemar, película que nos han vendido como una superproducción del cine fantástico español aunque el tráiler da risa y sale Oscar Jaenada que como dice mi buen amigo el tio molonio contiene factor negativo, es decir le resta 200 estrellas a cualquier película .

    Los ojos azules de la muñeca rota (toma titulo) no la he visto aunque ahora me has picao la curiosidad por escarbar en la obra del tío Jacinto que según parece tampoco es gran cosa, seguiré con mucho interés el resto de los artículos dedicados a su colección en divisa.

    Un abrazo y un saludo majooooooooo

    ResponderEliminar
  4. ¿Autocompasión Paul Naschy? ¡¡¡Si es un jeta que se ríe de todos vosotros!!!!
    ¿Sabes que cobraba cinco millones por película en los 80 y rodaba dos al año? Dos millones como actor, dos por director y uno por guión.

    ¿Sabes que sus defensores son sus amiguetes íntimos? Unos oportunistas que le lamen el culo para que le inviten a Estepona.

    ¡Vamos anda!

    ResponderEliminar
  5. Eso de que Paul Naschy rueda películas sin subvención es mentira. En los años 80, los años de Pilar Miró y sucesores, todas las películas eran subvencionadas con un 15% del coste de producción. Cuando se estrenaban, el Ministerio lo abonaba. Era automático.

    ResponderEliminar
  6. Mr.A: La verdad es que tus comentarios estan siendo de lo mas sincero e interesante. Hace poco comenté en mi otro blog, La Oreja de Van Halen, que lamentablemente, no hay tiempo para ir revisando tantos y tantos buenos blogs.Me he quedado en unos cinco, pero prometo que el tuyo será uno de ellos.Te he dejado un comentario.
    Por cierto, genial la camiseta!!! ;o)
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Desdemon: Yo esperaba una biografia a lo "Como hice cien peliculas sin perder un centimo" de Corman (uno de los mejores libros de todos los tiempos) pero me encontré algo muy diferente. Nada de candidez y cachondeo y mucho de soberbia reprimida y autocompadecimento.
    El tipo no me cae mal, pero desconcierta bastante.
    Lo de los millones por supuesto, no lo comenta, jejeje.

    ResponderEliminar
  8. Anonimo: Subvencion. Hermosa palabra. Sobretodo si eres cineasta. Ojala tuvieramos un sistema de subvenciones tan efectivo para los miles de cientificos españoles que tienen que irse al extranjero para que irónicamente, muchos de sus descubrimientos tengan que ser comprados por firmas españolas.
    Recordad esto: Hemos ayudado a pagar cosas como "Desde que amanece apetece" o "el gran marciano".Horreur!!

    ResponderEliminar
  9. Yo hace poco pude ver "Exorcismo", y no es una gran pelicula pero logra entretener que eso ya es mucho. Esta de "Los ojos azules de la muñeca rota" no la he visto, pero me la apunto para un futuro vistazo. Muy buena tu apreciación. Saludos¡¡¡

    ResponderEliminar
  10. Soberbio!!! A pesar de la indudable entrañabilidad del señor Nashy (yo tengo una foto con él, por cierto), lo siento pero su cine me resulta de una mediocridad épica... lo cual no evita que disfrute con él. Y aun más con reseñas tan descacharrantes como esta.

    A enlaces favoritos pero YA.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Me vais a perdonar, pero lo máximo que cobró Nashy en los 80 fué un millón de pesetas por "Buenas noches señor monstruo", muchas veces iba en aportación con su trabajo a las películas. Y en esa época no tuvo ni una sola subvención. La única película de su carrera com guión suyo que tuvo compra de derechos de una TV fue Rojo Sangre. Que fácil es difamar.

    ResponderEliminar
  12. Anonimo: No se si has leido su biografia. Yo sí que lo he hecho, de cabo a rabo. Hay algo me queda claro: no puedes estar siempre echandole la culpa a los demás de tu desgracia. Naschy fue muy afortunado de poder vivir del cine. Segundo De Chomón, nuestro genial cineasta, y padre de los FX a nivel mundial, sabes que acabó rodando? Porno de baja estofa. Y murió pobre y olvidado. Y así muchos más. No es difamar, sino poner las cosas en su sitio.
    Un millon de pesetas dices? A primeros de los ochenta, un coche de alta gama valía eso.
    Ahora, vale unos seis-ocho. Y creo que ni siquiera 4 millones fue lo que cobró Santiago Segura por hacer "El dia de la bestia".
    Y dentro de poco, muchos de nuestros mejores actores van a estar suplicando por cobrar ese "mísero" millón de pesetas.
    Nadie pone en duda que fue un pionero del género, pero ojalá no hubiera sido tan resentido. Mira a Jess Franco, el tio ha sido mucho mas valiente con su material-mucho menos comercial- y le ha ido de perlas. Y ahora está recogiendo los frutos de su esfuerzo.
    Y sin subvenciones...

    ResponderEliminar
  13. Anonimo: Ah, otra cosa... las tres pelis que he podido ver hasta ahora (Ojos azules, Una libelula y El jorobado) son sencillamente atroces. Eso tambien cuenta. Quizas la cosa se calme a medida que vaya viendo otras mejores.
    Recuerda que nosotros somos la antimateria del mundo cinematográfico, y nos gusta despellejar peliculas(en general)para bajarle los humos a este mundo que se cree tan serio. No te lo tomes a mal.
    Un saludo.

    ResponderEliminar